Harry Potter: ¿Diversión inocente o arma destructiva?

La hechicería avanza en todo el mundo. Niños, adolescentes y adultos están fascinados por las misteriosas energías de los hechiceros. En número creciente, jóvenes y adultos visitan populares sitios web sobre hechicería, compran libros de encantamientos, se unen a logias, mezclan pociones y practican la magia. La brujería Wicca —también llamada el Oficio— parece imparable.

En los Estados Unidos es tal el avance del “Estilo Wicca” que el programa All Things Considered (Considerando Todas las Cosas) de la National Public Radio transmitió un informe en mayo de 2004 acerca de “Los adolescentes y Wicca”. El informe destacó el creciente número de adolescentes que, en secreto, erigen altares en sus cuartos, ofrecen oraciones a la diosa Wicca e invocan la ayuda de los espíritus.1 Una corriente similar impacta a Canadá, Inglaterra, Europa, Australia, Rusia y otros países.

¿A qué se debe esta explosión de interés —especialmente entre los adolescentes— en la hechicería? Algo está claro: Tanto los niños como los adultos están siendo expuestos a una amplia gama de libros diseñados con esmero y a filmes de hechicería que la presentan como una religión sin riesgos, emocionante y espiritualmente poderosa, en especial para las jovencitas. Algunos de los programas televisivos, filmes y libros más populares son:

Sabrina, la bruja adolescente (serie de TV): Una “jovencita con poderes sobrenaturales” que aprende “a utilizar su magia con prudencia”.2

Buffy, la cazavampiros (serie de TV): Una rubia adolescente cuya amiga Willow, apodada “la Bruja Willow”, muestra “un interés y participación creciente en Wicca y la brujería”.3

Embrujadas (serie de TV): Tres atractivas hermanas que “usan sus poderes individuales como brujas buenas para luchar contra las fuerzas del mal”.4

La serie W.I.T.C.H. (novelas para niños): Una serie popular conocida internacionalmente que sigue las andanzas de “cinco niñas comunes preadolescentes” que tienen “superpoderes sobre los Elementos”.5

La serie “Hijas de la Luna”, de Lynne Swing (novelas para niños): Entre sus títulos se encuentran Goddess of the Night, The Sacrifice, Possession.

La serie “Sweep”, de Cate Tiernan (novelas para niños): Entre sus títulos se encuentran Blood Witch, Dark Magic y Spellbound.

Más allá de estas producciones de ficción altamente fascinantes, los editores de ocultismo también están capitalizando los efectos de filmes y novelas mediante una serie de obras acerca de la práctica de estas enseñanzas. El dinero invertido en publicidad está dando sus frutos y las ventas han aumentado muchísimo. Entre los títulos más populares están:

Jóvenes y brujas de Silver Ravenwolf (1997).

El libro de las sombras: Una novela de iniciación a la magia de Phyllis Curott (1998).

The Wiccan Mysteries: Ancient Origins and Teachings de Richard Grimassi (1997).

El libro completo Buckland de la brujería de Raymond Buckland (1986).

Wicca: Una guía para la práctica individual de Scott Cunningham (1990).

La lista es interminable. Cuando se ofrecen producciones audiovisuales, novelas cautivantes y libros acerca del tema a un público con intensas necesidades espirituales, el resultado es el continuo crecimiento de Wicca. Si esto te parece una exageración, visita el sitio http://www.walmart.com y busca libros acerca de “Wicca”. Te sorprenderás. No lo dudes: La hechicería Wicca está aumentando en todo el mundo.

Pero una serie de novelas y filmes supera a todas las demás en popularidad y controversia: Harry Potter. Muchos padres consideran que los libros de Potter (de la autora inglesa Joanne Kathleen Rowling) son un entrete-nimiento inofensivo del que no hay que preocuparse. No ven ninguna conexión sutil o peligrosa entre Harry y Wicca. Otros sí. De hecho, muchos aseguran que oscuras fuerzas espirituales acechan tras las páginas de la magia divertida. Tanto en la sociedad secular como entre los cristianos de muchos países, está ocurriendo un debate acerca de Harry Potter. ¿Están las novelas de Rowling acrecentando el interés en la hechicería? “¡No sean ridículos!”, claman los defensores de Potter. “¡Abran los ojos!”, gritan sus detractores. ¿Quién tiene razón?

Pottermanía

A partir de su publicación inicial en los Estados Unidos en 1998, las primeras cinco novelas de Rowling (planea publicar siete) —Harry Potter y la piedra filosofal, Harry Potter y la cámara secreta, Harry Potter y el prisionero de Azkabán, Harry Potter y el cáliz de fuego, y Harry Potter y la orden del fénix— han tenido una circulación de más de 250 millones de ejemplares en 200 países y en 60 idio-mas. Además, la Pottermanía se ha visto impulsada por el compromiso de Warner Brothers, Inc., el titán de Hollywood, de convertir cada novela en una película de largometraje. Ya se han lanzado tres filmes en todo el mundo, y se proyectan otros cuatro. El resultado: Harry se ha convertido en un héroe global.

La serie de Rowling es una secuencia de novelas llenas de acción y muy imaginativas que relatan las aventuras de un jovencito huérfano y mago llamado Harry Potter que, como adolescente, asiste a la Escuela Hogwarts de Brujería y Magia para mejorar sus habilidades y prepararse para los terribles encuentros con “el hechicero de las Tinieblas de todos los tiempos, Lord Voldemort”.6 Mientras se prepara para ingresar en la escuela de magia, Harry adquiere libros de ocultismo, una varita mágica, un caldero (para elaborar pociones), un telescopio (para estudiar astrología) y otros elementos relacionados con la hechicería. Entre las clases de Hogwarts debe cursar Historia de la Magia, Adivinación, Encantamientos, Herboristería, Pociones, Transfiguración, y Defensa contra las Artes de las Tinieblas. En las páginas de este relato hipnotizante, vemos como Voldemort trata de matar a Harry, aunque el joven mago siempre escapa mediante técnicas aprendidas en Hogwarts: por medio de hechizos, de la suerte, o de la ayuda de sus padres muertos.

Al final de cada año escolar el joven mago regresa de mala gana a su casa para pasar el verano con la familia Dursley, sus parientes que no saben nada de magia. Esta familia convencional y falta de imaginación simboliza el aburri-miento perfecto. Los Dursleys son “muggles”, o no magos, gente sin “una gota de sangre mágica en sus venas”.7 En los libros de Potter, los “muggles” aparecen como un grupo aburrido (con pocas excepciones), mientras que lo fascinante consiste en ser bruja o mago y tener acceso a los poderes sobrenaturales.

¿Inofensivo o destructivo?

Esta es la esencia de Harry Potter, al menos en la superficie. La acalorada controversia trata de determinar si estas novelas y filmes son simplemente un entretenimiento de ficción inofensiva, o si podrían estar despertando el apetito de los niños y los adultos por la hechicería. Personalmente, me inclino por la segun-da opción. Les diré por qué.

En primer lugar, los libros de Harry Potter están siendo leídos por adolescentes de todo el mundo y la hechicería Wicca está aumentando entre esos mismos adolescentes. Si bien no hay pruebas de que Harry incremente el interés en la magia, parece ingenuo no encontrar una conexión entre estas dos tendencias.

En segundo lugar, si bien los libros de Harry Potter están repletos de personajes ficticios y cómicos, también contienen muchas referencias a personas, lugares y prácticas reales llevadas a cabo por hechiceros de todo el planeta Tierra. La misma autora ha admitido públicamente que un tercio de su material se basa en ocultismo real.8

Esto no es difícil de probar. Además de mencionar lugares reales como Gran Bretaña, Londres, la estación de subte-rráneos de Kings Cross, Brasil, Egipto, Francia, Albania, Australia, Irlanda, Bulgaria, Inglaterra, Gales, Uganda, Escocia, Noruega, Luxemburgo y los Estados Unidos,9 ocultistas reales como Nicolas Flamel10 y Aldabert Waffling,11 objetos de ocultismo reales como varitas mágicas, calderos, bolas de cristal y hojas de té, los libros de Harry Potter están colmados de referencias a prácticas reales tales como encantamientos, numerología, futurología, adivinación, astrología, quiromancia, hechizos, el poder de los cristales, viajes paranormales y experiencias de médiums. Sin embargo, he aquí el secreto: Rowling mezcla estas referencias consistentemente con elementos ingenuos, absurdos y obviamente imaginarios para que todo el brebaje parezca inofensivo. De esa ma-nera los libros son aceptados sin temor. El hecho en sí, sin embargo, no cambia: Todas estas prácticas son reales y son practicadas por hechiceros verdaderos en todo el mundo. Puedes comprobarlo si te limitas a revisar la sección de ocul-tismo de cualquier librería.

En tercer lugar, no importa lo que digan los fanáticos de Potter, la filosofía real de Wicca acecha tras Harry Potter. Por ejemplo, el contraste entre la magia de Harry y el aburrimiento de los “muggles” (que constituye el marco de toda la serie) refleja la creencia real de los hechiceros. Silver Ravenwolf, renombrada escritora de Wicca y autora del famoso libro Jóvenes y brujas, enumera las creencias centrales de Wicca:

“Reconocemos una profundidad de energía mucho mayor de la que es aparente a una persona promedio…. Todos los humanos tienen estas habilidades, pero la mayoría no las usa, y algunos temen estos poderes. Las brujas, y otras almas iluminadas, se esfuerzan por fortalecer estos dones naturales”.12

La doctrina clave del Oficio es en esencia la misma enseñanza de Harry Potter. “Reconocemos una profundidad de energía —escribe Ravenwolf— mucho más grande que la que es aparente a una persona promedio”. Ravenwolf comunica este concepto de Wicca cuando sus libros denominan “muggles” a todas las personas normales, que rechazan la magia. Dice Ravenwolf: “Algunos temen estos poderes”. Eso es exactamente lo que uno de los profesores de Hogwarts de Harry Potter dice de los “muggles”.13 La editorial de ocultismo de Ravenwolf es Llewellyn Publications, de St. Paul, Minnesota. Resulta sorprendente que en Harry Potter y la orden del fénix, Rowling utilizó el nombre de la editorial de Ravenwolf —Llewelyn— como el nombre de la sección del hospital dedicada a curar a los enfermos:

“¿Arthur Weasley?’ dijo la bruja, mientras pasaba el dedo por una larga lista de nombres. ‘Sí, primer piso, segunda puerta a la derecha. La sección Llewelyn”.14

En cuarto lugar, hay evidencias de que los jovencitos sí se han interesado en la brujería real como resultado de Harry Potter. Un ejemplo: La Federación Pagana, una organización promotora de la brujería Wicca en Inglaterra. Poco después del éxito de la serie de Rowling en Gran Bretaña, la federación comenzó a recibir “una avalancha de consultas” acerca de los detalles de la religión, consultas que atribuyeron al “éxito de los libros de Harry Potter”.15 Una publicación británica, This Is London informó de este hecho en un artículo bajo el clarísimo título “Los fanáticos de Potter se vuelcan a la magia”. Andy Norfolk, vocero de la federación, afirmó: “En respuesta a las consultas crecientes de los jovencitos hemos establecido un encargado de los jóvenes… Es muy probable que esto esté ligado a Harry Potter, Sabrina la bruja adolescente, y Buffy la cazavampiros. Cada vez que aparece un artículo de brujería o paganismo, tenemos un gran incremento de llamadas, mayormente de jovencitas”.16

“Los fanáticos de Potter se vuelcan a la magia”, “el éxito de los libros de Harry Potter”, “ligado a Harry Potter”, “un gran incremento de llamadas, mayormente de jovencitas”; todas estas frases brindan pruebas convincentes, al menos para los que no pasan por alto su significación.

La Biblia y la brujería

Vayamos a la Palabra de Dios. ¿Existe el diablo? Los partidarios de Wicca no lo creen. Silver Ravenwolf y otros escritores de Wicca piensan que Satanás es un producto de la distorsionada imaginación cristiana. Pero la Biblia dice claramente: “Y fue lanzado fuera el gran dragón, … que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él” (Apocalipsis 12:9). Satanás no sólo existe, sino que “engaña al mundo entero”.

En la Biblia los hechizos no son imaginarios. Moisés advirtió que el que practica adivinación o hechicería o que practica la magia “es abominación para con Jehová” (Deuteronomio 18:10-12). Pablo calificó la “hechicería” como una de “las obras de la carne” (Gálatas 5:19, 20), y Juan predijo con claridad que los “hechiceros” tendrán su parte en “el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda” (Apocalipsis 21:8). Esto es algo serio.

Debido a que Satanás existe y a que la brujería y hechicería reales provienen de él, aquí está la pregunta clave: ¿Cuán probable es que Lucifer mismo no tenga nada que ver con la serie más popular de libros de todos los tiempos, que hablan de brujería, hechicería, pociones y encantamientos como algo divertido para los niños? Pablo escribió: “No ignoramos sus maquinaciones” (2 Corintios 2:11). No nos engañemos. Al presentar la hechicería y los encantamientos como algo divertido y emocionante, Harry Potter desensibiliza a los jóvenes ante los peligros del ocultismo. Este es el plan del maligno.

Juan escribió: “Por tus hechicerías fueron engañadas todas las naciones” (Apocalipsis 18:23). Este pasaje nos advierte de que hechizos reales de parte de un diablo real engañarán a naciones reales en el tiempo del fin. ¿No deberíamos tomar en serio la advertencia del Señor? ¿No deberíamos huir de la brujería en todas sus formas, incluyendo la versión más moderna del así llamado entretenimiento inofensivo? ¿No deberíamos guiar a nuestros hijos a la verdad de las Escrituras?

Deuteronomio 18:9 dice que ni siquiera deberíamos aprender acerca del ocultismo. Como una alternativa saludable, Cristo dice: “Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas” (Mateo 11:29). ¡Él es la alternativa a la hechicería!

Steve Wohlberg es Orador/Director de Endtime Insights Radio and TV Ministry y pastor de la Iglesia Adventista de Templeton Hills, California. Su nuevo libro, Hour of the Witch: Harry Potter, Wicca Witchcraft, and the Bible, explora estos temas en profundidad y puede adquirirse en Endtime Insights o en las agencias de publicaciones adventistas. Si deseas contactarte con el Pastor Wohlberg o saber más de su ministerio, visita el sitio http://www.endtimeinsights.com.

REFERENCIAS

  1. All Things Considered, de la National Public Radio, informe de Barbara Bradley Hagerty: “New Religion in America: Alternative Movements Gain Ground With Flexibility, Modernity… Parte 4: Teens and Wicca”. 13 de mayo de 2004. Disponible en la Internet en http://www.npr.org/templates/story/story.php?storyld=1895496.
  2. Ver http://tv.yahoo.com/tvpdb?id=1807777356&d=tvi&cf=0.
  3. Ver http://www.witchcraft.org/video/buffy.htm.
  4. Ver http://www.witchcraft.org/video/charmed.htm; http://www.tvtome.com/Charmed/ (sitio oficial).
  5. Ver http://disney.go.com/witch/main.htm.
  6. J. K. Rowling, Harry Potter and the Chamber of Secrets, (Scholastic, Inc., 1999), p. 4.
  7. ________, Chamber of Secrets, p. 3.
  8. Entrevista de Rowling con The Diane Rehm Show, WAMU, National Public Radio, 20 de octubre de 1999, disponible en http://www.wamu.org.
  9. Rowling, The Goblet of Fire, pp. 62-64.
  10. ________, The Sorcerer’s Stone, p. 297; Richard Abanes, Harry Potter and the Bible: The Menace Behind the Magic (Camp Hill, Pennsylvania: Horizon Books, 2001), p. 26. Ver también Maurice Magree, Magicians, Seers, and Mystics (Kessinger Publications, 1997), disponible en http://www.alchemylab.com.
  11. ________, The Sorcerer’s Stone, p. 66; Abanes, p. 28; Leslie A. Shepard, Encyclopedia of Occultism and Parapsychology (Detroit: Gale Research, 1991) pp. 6, 7.
  12. Silver Ravenwolf, Teen Witch: Wicca for a New Generation (St. Paul, Minnesota: Llewellyn Publications, 2003), pp. 5, 6.
  13. Rowling, Prisoner of Azkaban, p. 2.
  14. ________, Order of the Phoenix, p. 487 (la cursiva es mía).
  15. Ver http://www.paganfed.demon.co.uk; informado en This Is London, artículo titulado “Potter Fans Turning to Witchcraft”, 4 de agosto de 2000, disponible en http://www.thisislondon.co.uk; citado en Abanes, Harry Potter and the Bible, p. 66.
  16. Ibíd.