Hannu Takkula

Diálogo con adventista miembro del Parlamento Europeo

Hannu Takkula es miembro del Parlamento Europeo –la más poderosa institución legislativa de la Unión Europea– conformada por veintisiete estados miembros; cada uno tiene representación en el Parlamento. Takkula es uno de los trece representantes de Finlandia.

Takkula creció en un hogar en el que la crianza se destacó por tener una fuerte impronta cristiana. Su familia formaba parte del movimiento de reavivamiento dentro de la Iglesia Luterana conocido como laestadianismo. Cuando Hannu tenía quince años, su familia fue excomulgada de la iglesia porque él participaba en competencias deportivas y su padre, siendo director de escuela, permitía que en ese ámbito se viera televisión. Sumado a esto, él y sus hermanos estudiaban música clásica; algo considerado inadmisible por los lestadianos.

Luego de este decepcionante impacto emocional, el jovencito se apartó completamente de los lestadianos. Poco tiempo después, formó una banda de rock y se dedicó por completo a sus actividades, apartándose así de los lazos familiares y sus tradiciones. Por los siguientes dos años, vivió sumergido en este sueño del rock. Sus padres sintieron gran preocupación por el cambio de rumbo en su vida. Su padre deseaba que se encarrilara nuevamente, y lo que mas anhelaba era encontrar una buena escuela cristiana para Hannu.

Por esa razón se puso a buscar en distintos lugares, hasta que encontró una escuela Adventista del Séptimo Día en Toivonlinna. A pesar de conocer muy poco acerca de los adventistas o de la escuela, Hannu aceptó ir a Toivonlinna, ya que esto le otorgaba una magnífica oportunidad de alejarse aún más de la familia: “La escuela estaba ubicada al sur de Finlandia, lejos de mi familia, radicada en el norte. Además, yo estaba entusiasmado porque allí aceptaban mis estudios previos”. Tiempo después Hannu sintió el llamado a hacerse adventista, y actualmente se ha transformado en uno de los ciudadanos líderes de Finlandia.

Hannu Takkula está casado con Anne, una maestra de escuela en la ciudad de Turku y tienen dos hijos. El mayor estudia en la Academia Sibelius, en Helsinki; es músico, pianista y cantante. El hijo menor está estudiando Administración en el Colegio Avondale en Australia. Debido a las actividades laborales, la familia tiene dos lugares de residencia: uno en Turku, Finlandia, y el otro en Bruselas, Bélgica.

Coméntenos brevemente acerca de sus responsabilidades actuales.

En el Parlamento de la Unión Europea, trabajo como miembro y coordinador del Comité de Cultura y Educación. Mis responsabilidades están mayormente dirigidas a temas educativos y culturales. También soy miembro suplente en el Comité de Industria, Investigación y Energía, en donde mayormente me concentro en temas de investigación e innovación. El Parlamento Europeo puede ser comparado con el Congreso de cualquier país democrático. Nosotros, los miembros del Parlamento Europeo, representamos a nuestros países de origen, de la misma manera que los miembros de un Congreso representan a sus distritos o regiones. En el Parlamento Europeo, las decisiones que tomamos, afectan a la totalidad de Europa. Nuestro período en el parlamento es de cinco años.

¿Qué influencia ha tenido en su vida profesional su crianza religiosa?

Naturalmente, la escuela y la religión han tenido un gran impacto en mi vida que se deja ver actualmente. Creo que la educación permite una mejor vida. También creo que una crianza religiosa puede impartir un profundo sentido a la vida y ayuda a que uno mantenga una firmeza de carácter y propósito. Cuando miro hacia atrás, estos dos factores, la educación y la crianza religiosa, han sido las influencias más importantes en mis decisiones y elecciones. Sobre todo, estoy convencido que esta formación cristiana me ha conducido a donde me encuentro hoy.

¿Cómo se interesó en la política?

Quizás mi niñez y mi familia han tenido mucho que ver con esto. Mi padre estuvo activamente involucrado en política social y regional a través de los concilios comunales. A menudo discutíamos temas sociales en nuestro hogar. Mi padres son maestros, y por lo tanto en casa se discutían temas del ámbito educativo. Así es que influenciado por el entorno en el que fui criado, me interesé en la política. Mientras estudiaba, formé parte de las actividades de asociaciones o centros de estudiantes, que contribuyeron a mi inclusión posterior en la política. Para mi sorpresa, fui elegido para formar parte del parlamento de mi país representando al distrito electoral de Laponia en 1995.

Al mirar retrospectivamente, ¿qué le han dado estos años?

Ser elegido para formar parte del Parlamento de Finlandia a la edad de treinta y un años es una experiencia que marca la vida para siempre. Sentí que servir en ese ámbito era al mismo tiempo una vocación religiosa. Durante los diez años en que me desempeñé allí, estuve muy involucrado en la redacción de las leyes del país a la vez que era el representante finlandés en el Concilio Europeo y en la Organización de Seguridad y Cooperación de Europa. Sumado a esto, a menudo asistí a reuniones de las Naciones Unidas como parte de la delegación de mi país. Como resultado, mi visión del mundo se expandió. Por supuesto que era muy alentador y gratificante ser parte de la elaboración de leyes nacionales. Además, tuve la oportunidad de colaborar en la promulgación de leyes, como miembro del partido gobernante de Finlandia.

Mi tarea consistía en tener bajo mi responsabilidad política los temas educativos y culturales, pero también fui muy activo en áreas de cooperación y desarrollo. En el año 2004 fui elegido para formar parte del Parlamento Europeo. Renuncié entonces a mi lugar en el Parlamento Nacional ya que de acuerdo a la legislación finlandesa, no es legal tener dos puestos parlamentarios al mismo tiempo. De esta manera, me uní al Parlamento Europeo y he estado trabajando allí durante los últimos seis años. Este trabajo me ha resultado muy interesante, y he tenido la oportunidad de conocer líderes mundiales de elevada posición. Más aún, he tenido la oportunidad de desarrollar leyes que abarcan a toda Europa, especialmente en los terrenos de educación y cultura. Otros dominios políticos son también importantes, y en los últimos años una de las prioridades ha sido todo lo relacionado a los derechos humanos.

En resumen, mi tiempo empleado en ambos Parlamentos, el Nacional y el Europeo, ha sido muy gratificante. Mi mandato actual finaliza en el 2014, cuando se realicen las nuevas elecciones. Todavía no tengo decidido si me presentaré como candidato.

Ahora usted está en Bruselas, ¿cómo ve los desafíos para la Iglesia Adventista del Séptimo Día?

En mi opinión la Iglesia Adventista necesita adoptar una actitud abierta hacia las decisiones políticas, tratando de tener un rol activo, porque la política es en realidad preocuparse por los intereses mutuos. Es también importante que los puntos de vista y opiniones de la iglesia sean conocidos en el ámbito político. Desde el punto de vista europeo, la situación es tal que la Iglesia Católica es muy activa, mientras que otros credos como la Iglesia Adventista, se han retirado. Esto puede deberse a que la iglesia se ha concentrado en incrementar la congregación, y así el aspecto político no ha representado una prioridad. En mi opinión, sería importante estar activamente envueltos en la sociedad. Esto no significa que el tiempo invertido en actividades políticas y sociales deba reducir el tiempo invertido en trabajo espiritual. De todas maneras, sería importante informar a los legisladores acerca de los valores e ideales de la Iglesia Adventista.

En relación a las políticas europeas actuales, la comunicación de los valores de la iglesia es tan esencial como la de los católicos, particularmente en lo referente a las iniciativas para crear leyes dominicales. El proceso parlamentario no ha tenido aún ningún resultado porque todavía no ha logrado una mayoría de diputados que apoyen la iniciativa. De hecho, yo no sé si alguna vez la tendrán. Sin embargo, los católicos promueven su fe y sus valores. He estado esperando oír las opiniones de adventistas y judíos en cuanto al día de reposo. Los legisladores deberían ser alertados si es que las diversas comunidades religiosas no fueran consideras en un plano de igualdad cuando se generan leyes.

¿Qué es lo más significativo que Ud. ha traído a Bruselas?

Esta es una pregunta desafiante. Yo deseo traer esperanza y un punto de vista positivo a los procesos de decisiones políticas y de enunciado de leyes. Creo que durante los últimos años hemos estado en medio de una crisis, y los políticos han estado apenas controlando la dirección hacia la cual vamos. Los objetivos decisivos en mayor o menor medida, se han perdido. Quizás este tipo de liberalismo que permite todo, ha llegado a ser demasiado poderoso en el mundo político.

Deseo poder llamar la atención a temas que realmente impactan a la humanidad y a las personas. Quiero defender a la gente como seres humanos, especialmente aquellos que están en desventaja y necesitan atención especial y seguridad. Un tema concreto en el que he tomado parte activa, es un seminario sobre tráfico de personas. Dos de los expositores somos adventistas: el pastor Wintley Phipps, de los Estados Unidos y yo mismo. El pastor Janos Kovacs-Biro estuvo involucrado también en la organización del seminario que sirvió de punto de partida para una serie de seminarios a través de los cuales tenemos la esperanza de atraer miembros del Parlamento y de los medios de comunicación, para discutir temas actuales. En este momento me siento fuertemente atraído por temas conectados con los derechos humanos y la libertad religiosa. Ahora es el tiempo de trabajar por los que están en desventaja, para que ellos puedan tener también la oportunidad de gozar de una vida digna y segura. Yo creo que esto es relevante.

¿Cree usted que su fe influencia el trabajo que realiza?

La fe sirve como base en la toma de todas mis decisiones. También me brinda un trasfondo ético para los temas, decisiones y políticas que tocan la vida humana en general. Sobre todo la fe influye mi manera de pensar, algunas veces explícita y otras implícitamente.

¿Qué consejo daría a un joven que busca realizar una carrera política?

Es importante que diferentes tipos de personas estén involucradas en la toma de decisiones. En política necesitamos personas de diversas edades, incluyendo gente joven. También creo que todos necesitamos llevar adelante nuestras responsabilidades civiles. Formar parte de la política y la legislación, es un camino para desarrollar una sociedad con una base en la que los valores cristianos estén muy presentes. Yo quiero animar a la gente joven a participar en la toma de decisiones políticas y a expresar abiertamente sus creencias.

Kalervo Aromäki es pastor de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Finlandia. Correo electrónico: kalervo.aromaki@gmail.com